Conclusiones sobre el encuentro AGETEC “La música en directo en Madrid”

En el colectivo la latina, tuvo lugar el II encuentro Agetec para reflexionar sobre la situación de la Música en Madrid.

El coloquio comenzó con una breve exposición de cada uno de los participantes que culminó en un debate que arrastró a la creación de un grupo de trabajo en activo para la redacción de un documento que desde AGETEC se cordinará y en septiembre se expondrá en el lugar adecuado para que se pase a la acción. Para que los músicos, o artistas en general, puedan tener mejores condiciones no solo hay que ir al Ministerio de Cultura, porque también se está hablando de cuestiones relacionadas con el Ministerio de Trabajo e Industria. Desde AGETEC se emepezará a trabajar simplemente en el ámbito de la Comunidad de Madrid y luego se trasladará al resto de Comunidades Autónomas.

<strong>Fernando Martín</strong> músico y directo de la revista Madrid en Vivo Go! coordinada por la Asociación de La Noche en Vivo explicó que en la música en directo está todo mal, y ahora los agentes participantes en ella solo pueden ver si podrán resisitir el temporal que está cayendo. Como posible solución es partir de una Unión de todos, compartir la fuerza, la problemática y hacerse valer todos juntos y que se consiga valorar la música en directo, que no sea simplemente una acción para cerrar establecimientos. Desde un punto de vista optimista piensa que la música se dirige por el directo y que se sigue escuchando música.

<strong>Javier Muñiz,</strong> responsable de la sala La Boca del Lobo habla de una manera cruda de la realidad que viven las salas. Las salas pequeñas que hacen programación están en peligro, la falta de ilusión hace mucha mella, porque tener un ayuntamiento que la música popular no la considere ni música ni cultura es un problema. Las salas sobreviven de vender copas, y es de donde se pagan los gastos, aunque la Boca del Lobo nunca ha ganado con la música en directo. Una sala pequeña que programa no solo cuenta con gastos de la sala sino de una web, unas oficinas, y el personal que se necesita. Relata una curiosa historia en la que LBDL tiene una multa de 30.000 euros porque le acusan de vender alcohol para vender en la calle, mientras que el día del Orgullo Gay la multa desciende a 600 euros, por el contrario no tiene una denuncia vecinal por ruido pero se ve obligada a cerrar a las 15.30 h, contando que el ayuntamiento de Madrid no le deja tener un aforo equilibrado, ya que protección civil aprueba en LBDL un aforo de 180, mientras que el ayuntamiento aprueba 90. No se tiene consciencia de la labor que se hace y si el ayuntamiento sigue así terminará matándoles. Javier Muñiz se siente vencido frente esta situación.

<strong>Antonio del Valle</strong> del colectivo la latina, que vuelve a asegurar que ellos no sacan un duro de la música, que ellos ceden la sala, el técnico lo pagan a medias y la entrada y resto decide el grupo y eso es para ellos. Nos salvamos porque hacemos una programación variada que trae a público diverso, pero ahora lo único que se puede hacer es tener esperanza de que el local pueda seguir adelante, puesto que hay muchas trabas para seguir adelante, confirmando lo que Javier Muñiz nos ha contado.

<strong>Julio Muñoz</strong> de Creacción una Asociación cultural que lleva programas como el FESTIMAD, CINEMAD, Festimad TASTE… entre otros. En tiempos de crisis las ayudas se lo llevan la cultura comercial y se olvidan de los pequeños. El presupuesto para Creacción se ha reducido en un 95%, pero no es el peor momento en el que están, pero se puede empeorar. Se habló de hacer una ley de la Música pero se ha abandonado completamente. La lucha es más complicada porque no se considera la música popular como se debe considerar , está infravalorada. Hay que encontrar huecos para la música en directo, la búsqueda de espacios para hacer proyectos. La administración central debe hacer una ley de la música, sino una ley de mecenazgo no solo de grandes eventos sino mecenazgo de proximidad, la ley de propiedad intelectual debe proteger a los primeros, temas de urbanismo: debe haber todo tipo de espacios para todo tipo de público y eventos.

<strong>Julio Castejón</strong>, presidente de UMTRADE y músico. La realidad es una situación catastrófica, habría que empezar a tirar del hilo para llegar al origen. Antes nadie iba a escuchar música en directo sin pagar una entrada, eso hacía que hubiera promotores, artistas, que se pagara el caché. La culpa no es de las salas, ellas tienen lo suyo, pero la realidad es la que es. A partir de 1982 se instauró el gratis total y la música a perdido valor para la ciudadanía. Hay falta de respeto por el trabajo de músico, porque le tiene que dedicar muchas horas. Los músicos le dedican toda la vida a ellos porque quieren ser felices, pero muchos músicos terminan vendiéndose al mejor postor. La profesión de músico se extingue.

<strong>Augusto Teruel</strong> de la Asociación A.R.T.E. Hay pocos artistas que no hayan pasado por una sala. El futuro de la música tal y como están hoy en día son las salas, puesto que los ayuntamientos no pueden financiar los conciertos, puesto que se han excedido con los cachés. Los conciertos gratuitos son insostenibles. El problema de hoy en día son dos niveles: el presupuestario y el legal. La propia administración son los primeros que incumplen la ley. Es asombroso como la gente que contrata no conoce la Ley de Prevención de riesgos… España es el tercer mundo a nivel musical. Estamos ante un momento delicado y la solución está en educar a la gente a que paguen las entradas, y lo segundo es aguantar, porque música en directo va a haber.

<strong>Álex Gallardo</strong> del grupo The Rebels, pero también es discográfica, mánager, promotor, todo se lo hacen ellos mismos. Ellos pierden dinero por tocar, ellos no cobran por su trabajo. La sala no puede cobrar al músico y al público. Los jóvenes estamos aprendiendo a moverse bastante y habrá que buscar maneras de salir adelante, porque si no lo harán con su propias leyes.

<strong>Sheila Blanco</strong> cantante, compositora y pianista de Sheila Blanco. Tengo que sobrevivir con otros proyectos para poder vivir. Era periodista pero hace dos años decidió darlo todo por la música. Los músicos sufrimos los daños colaterales de todos los problemas expuestos. Las salas cobran entrada, cobran alquiler con unas condiciones abusivas, algunas salas, como 70% para la sala 30% para el músico, siempre y cuando haya un mínimo, olvidando que tú pagas un taxi, transporte, instrumentos, horas de ensayo, y a parte de perder dinero te miran mal porque no has llenado su bar. En España la gente va a un concierto y muchas veces no escuchan la música, hay una educación por medio. Los músicos que empiezan no tienen tampoco el apoyo mediático. Los músicos seguiremos luchando.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Tras estas exposiciones hay un debate entre todos los asistentes y se llega a la conclusión de que Agetec coordinará el trabajo de la creación de un documento que recoja la problémática y proponga las propuestas necesarias para una mejora en el sector y en septiembre llevarlo a la administración correspondiente. Para este proyecto se necesitará gente, se necesitará una unión por parte de todos los agentes que forman la industria de la música y os animamos a participar, cuanta más representación mejor. Para ello escribir un mail secretaria.tecnica@agetec.org con el asunto colaboración proyecto o un comentario en esta entrada.

Los puntos expuestos más significativos por los que hay que empezar a trabajar son:
<strong>Primero definir si una Ley del ARTE o Ley de la música. </strong>

En esta ley algunos puntos de los que se trataron para contemplar son: (seguramente falten mucho pero esto no es un proceso cerrado y con las aportaciones de todo se podrá hacer)<strong>
</strong>
<ul>
<li>Una ley que marque los mínimos de ese derecho que consagra la constitución a la cultura. Nadie se ha preocupado en plantearse cómo se debe prestar ese servicio.</li>
<li>Qué servicios prestar: circuitos para la música, nacional, autonómicos…</li>
<li>Modelo de gestión de espacios públicos y privados, teatros públicos con salas, parámetros urbanísticos…</li>
<li>Estudios fiables: retorno de inversión, indicadores culturales…</li>
<li>Proyectos culturales deberían ser públicos: su por qué, cómo, necesidades sociales a las que responde</li>
<li>Gestión de derechos.</li>
<li>Subvenciones. En Madrid hay 60 teatros a disposición + salas para dar acogida a los artistas, pero en cambio la SGAE se gasta 250 millones en comprar ladrillos que ?de dónde ha salido?</li>
</ul>
– Plantearse lo de una Ley de Mecenazgo.

Es necesario que se propongan cosas, qué queremos que pase, decírselo a lo políticos porque no tienen idea de lo que pasa, y empezar a exigir, hay que presionar.

Como dijo Javier Romero: 3 meses en sol, todas las noches un concierto, si es necesario.

Todavía está todo por definir, primero se creará el equipo de trabajo. Se pondrá la estructura y

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *